Mis compras: 0 items $0

  • Tu lista de compras
    No ha añadido productos a su carrito de compra
    Bloquear

Seguridad Informática

No existe ninguna empresa del mundo que, en la actualidad, no tenga relación con la informática. Desde el más pequeño emprendimiento hasta las grandes corporaciones, todas las compañías hacen uso de las TIC para desarrollar sus actividades.

Se entiende por informática al procesamiento automático de información que se concreta a través de sistemas computacionales y dispositivos electrónicos. Hay una entrada de la información al sistema en cuestión, se produce el mencionado procesamiento y se genera la salida de la información. Este es el esquema básico de la informática y se cumple en cada tarea que realizamos con el ordenador.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de seguridad informática? A la necesidad de garantizar que los recursos del sistema informático serán utilizados tal y como decidió su responsable, de modo que el acceso a la información sólo sea posible para los usuarios con el permiso correspondiente.

No existe el sistema infalible e inviolable. Lo importante es tomar todos los recaudos posibles para obtener un buen nivel de seguridad informática y para evitar los daños que pueden afectar el funcionamiento o los resultados de nuestras actividades informáticas.

El empresario debe trabajar junto a los especialistas para que los sistemas informáticos de su compañía cumplan con los cuatro principios básicos de la seguridad informática: la confidencialidad (la información sólo debe ser accesible para las personas autorizadas), la integridad (dicha información debe ser modificada por los usuarios con el permiso correspondiente), la disponibilidad (la información tiene que estar disponible en todo momento) y la irrefutabilidad (todo cambio en la información debe quedar registrado en el sistema para que ningún usuario puede negar sus acciones).

Estos cuatro principios se obtienen a partir de diversos recursos que no pueden faltar en ninguna empresa. Antivirus que nos protejan de los códigos maliciosos, firewalls o cortafuegos para evitar las intromisiones y sistemas que utilicen la encriptación de datos para las transferencias son imprescindibles.

Las empresas también deben contar con opciones de contingencia ante posibles emergencias. Realizar copias de seguridad (backups) de manera periódica es muy importante en caso que nuestra seguridad informática tenga alguna falencia y se concrete un ataque.

Otros consejos de seguridad trascienden la cuestión tecnológica y apelan al sentido común del usuario. Una clave para acceder a información crítica debe ser compleja para que no pueda ser deducida con facilidad por el delincuente informático: fechas de cumpleaños, el nombre propio, el nombre de la empresa, 1234 o palabras como “password” a modo de clave, son pésimas opciones y una invitación a que nuestra seguridad informática sea vulnerada.